FGM como exito en las empresas

En realidad, el principio detrás de Feel Good Management (FGM) no es ningún secreto: quienes están felices trabajan mejor. Sin embargo, muchos empleadores continúan subestimando la importancia de la satisfacción de los empleados para el éxito corporativo. La escasez de trabajadores calificados, el mercado laboral y los valores sociales cambiantes son la realidad. En el futuro, será cada vez más una cuestión de hacer algo bueno por sus propios empleados, aparte del aumento salarial. Las empresas necesitan una “gestión para sentirse bien” bien pensada para seguir siendo atractivas y competitivas.

La creciente popularidad del Feel Good Management ha puesto de manifiesto la conexión entre el sentir de los colaboradores y su efectividad en el trabajo. Justamente, su énfasis reside en encontrar formas personalizadas para hacer que los colaboradores o sus equipos se sientan felices en su trabajo.

Los trabajadores felices aseguran el éxito de las empresas.

Feelgood Managers, Chieff of Happiness. Marcada tendencia. - Coach Empresa  Saludable y Bienestar

Desde hace décadas, el equilibrio entre vida profesional y personal se ha consolidado como el elemento clave del crecimiento de un negocio. Es sencillo: una compañía crece cuando sus empleados se sienten plenos pues esto los hace mucho más productivos.

Por otro lado, la figura del Feel Good Manager es una persona que además de controlar el trabajo de las personas que tiene a su cargo, es responsable de que éstas se sientan bien, estén motivadas y de esta forma puedan llegar al nivel máximo de su productividad. Y ssus funciones se resumen en :

Motivar. Motivar no es solo decir que todo irá bien y que uno es capaz de hacerlo, sino poner al alcance de los compañeros o empleados las herramientas adecuadas para que puedan conseguir sus objetivos.

Fomentar el trabajo en equipo. El Feel Good Manager no fomenta las rivalidades entre compañeros, sino que promueve el dar lo mejor de uno mismo a nivel de grupo. Aunque parezca una paradoja, lo importante es saber cuál es nuestra mejor cualidad, para poder ponerlo al servicio de todo el equipo.

Gestionar el estrés. Uno de nuestros principales enemigos en el trabajo es el estrés. Es también tarea del Feel Good Manager asegurarse de que sus empleados no trabajan bajo una situación de estrés ni se sienten presionados negativamente en su tarea diaria.

Desarrollo personal. Aunque la teoría nos dice que aquello personal no tiene que interferir en lo laboral, la práctica nos hace ver algo distinto. ¿Por qué no aprovecharse de todo lo bueno que podemos dar a nivel personal para mejorar en el ámbito laboral? De esto se encarga también un buen manager.

Y por qué no, que la diversión también forme parte del trabajo. Los compañeros de trabajo también pueden ser grandes compañeros de ocio. Y eso se notará en el ambiente y en nuestro estado de ánimo. Aquellos que nos rodean no serán solo personas que hacen lo mismo que nosotros, sino personas que comparten su trabajo con nosotros.

El Feel Good Management se relaciona fuertemente con la productividad de los empleados y la imagen de marca de la empresa como empleador. Es decir, una compañía que se compromete con sus trabajadores hace que éstos se “pongan la camiseta”, adopten los objetivos empresariales como propios y los lleva a dar más allá de lo que sus responsabilidades les exigen. Además, reduce la rotación de empleados y reduce las ausencias por enfermedades.

La metodología no se trata de dar premios a “diestra y siniestra” a los empleados, sino de promover prácticas regulares que definan a la empresa y que refuercen los valores de la misma en acciones que involucren a todas los colaboradores, desde el CEO hasta el último de los trabajadores.

El estilo de gestión “Feel-Good” todavía es relativamente nuevo en el mundo laboral, y generalmente es considerado como alguien “exótico”. La gestión Feel-Good se basa en la motivación de los empleados y en la creación de una cultura empresarial cómoda. El objetivo es inspirar a los empleados a venir a trabajar todas las mañanas con una sonrisa, a la vez que los alienta a disfrutar no solo de su trabajo, sino también a completar sus tareas de manera más eficiente.

Mahatma Gandhi, uno de los grandes líderes espirituales que ha tenido la humanidad, dijo: «La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía». 

Feel Good Management: ¿La nueva respuesta al estrés?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: