Virtus

El análisis de la etimología y uso original de la palabra virtus junto con las complejas conexiones con sus paralelos griegos andreia y areté, nos llevan a argumentar que virtus, como concepto profundamente romano, se usó para la autodefinición y jugó un papel importante en la política

En el caso de virtus, la palabra parece haber tenido un paralelo griego exacto en la palabra andreia, ambas provenían de hombre (vir y aner) y estaban relacionadas con la cualidad viril de la valentía. Pero virtus también se usó para traducir areté.

Podrían haber pedido prestado el término griego de ‘excelencia’, como habían hecho con otras palabras griegas con anterioridad. Pero los romanos no veían una gran diferencia entre areté y andreia. En una sociedad altamente militarizada, la excelencia de un hombre se manifestaba en su valentía en la guerra. Un posible nexo entre areté y virtus podría ser que en la guerra se demostraba coraje y valor (andreia) y así se demostraba poseer la excelencia propia del hombre (areté) también de acuerdo con el código de conducta ética de la nobleza. Las guerras habrían dado suficientes oportunidades a los romanos de mostrar la virilidad, la valentía y la excelencia propia del hombre. Los griegos entendieron areté originalmente como excelencia, algo que daba a una criatura viviente la capacidad de ejecutar a la perfección su función propia.

La cultura latina clásica es, sin duda, la que configura a Occidente. El legado cultural, social, político y legal de la Antigua Roma contribuyó a formar algunos de los aspectos más significativos de nuestra cultura y civilización occidental.
Los valores de esta cultura que se prolongó tan extensamente en el tiempo y en el mundo conocido de su época, fueron mutando. Sin embargo, merecen ser destacados aquellos valores que desarrollaron en sus primeras etapas a nivel individual y político, y que luego llevaron al plano de la organización civil pública con su consecuente impacto en su Republica y en sus leyes. Estos valores diferenciaron a la Antigua Roma de otros pueblos, dándoles una supremacía y un lugar único en la historia de la Humanidad.
Nos referimos a las virtudes romanas, una serie de valores estimados en la Antigua Roma como fundamentales para todos los ciudadanos. Y fueron las que le dieron a la República Romana la fuerza moral necesaria para conquistar y civilizar el mundo.


Dichas cualidades configuraron la mentalidad de los primeros romanos –campesinos y soldados herederos de austeras costumbres – , y siguieron siendo modelo propiamente romano por siglos. Eran básicamente las cualidades de vida a las que todos los ciudadanos romanos debían aspirar, pero a la vez suponían una referencia para la sociedad en cuanto a sus valores sociales o morales.

La experiencia profesional te da un grado de seguridad en el terreno laboral que otros no tienen, pero, no lo es todo. La vida da muchas vueltas y puede ser que un día otros ocupen el puesto del que tantos años has sido dueño. Por eso, es importante que sigas formándote y destaques entre el resto. Una forma de conseguirlo es potenciar estas virtudes que todo gran profesional debe de tener y, sobre todo, mantener:

1. Responsabilidad. Tienes que ser consciente de que tendrás que hacer frente a diferentes situaciones y que tu decisión afectará a tus compañeros. Se te verá como una persona con los pies en el suelo que sabe, en todo momento, actuar bajo las pautas que garanticen el bienestar de la empresa.

2. Iniciativa. Es importante que mantengas el espíritu vivo y des alas a todas las ideas que tengas. Se valora mucho que, tras años de experiencia, sigas con el mismo ánimo del principio para afrontar nuevos proyectos y mejorar el día a día con tu trabajo.

3. Curiosidad. Algunos profesionales creen que lo saben todo, pero, se equivocan. Para seguir creciendo es necesario seguir aprendiendo. Muéstrate como una persona con expectativas de futuro que quiere conocer más sobre su empresa. Serás alguien mucho más abierto y con más posibilidades dentro de la compañía.

4. Compromiso. Tu personalidad puede influir en el resultado final de tu trabajo. Si hoy en día estás inmerso en un sector determinado, tienes que conseguir implicarte al máximo en él. Marcará la diferencia con el resto y sabrán que tienes la capacidad para sacar adelante lo que te han confiado. Cumple con tus obligaciones y haz un poco más de lo esperado.

5. Pasión. No pierdas nunca la ilusión y el entusiasmo que te llevó a comenzar tu carrera profesional. Busca siempre las ventajas que te llevaron a intentarlo y demuestra en tu trabajo que la pasión es la que te mueve durante tu jornada laboral.

6. Comunicación. El gran profesional tiene que gozar de la facilidad de palabra para trasmitir sus ideas al resto de compañeros. Además, tienes que adaptarse a las nuevas formas de comunicación a través de las redes sociales. Te dará puntos de cara a continuar en la empresa.

7. Valores. Lleva por delante aquellos valores que has adoptado durante tu formación en la universidad y los que te enseñaron en casa. Sé fiel a ellos y, además de ser un gran profesional, serás un gran ser humano con el que todos querrán contar.

8. Creatividad. Tener ideas originales, nuevas y diferentes es de vital importancia para las empresas que quieren seguir ganando clientes. Mantente alerta y no dejes de pensar cómo mejorar el producto actual o, al menos, reinventarlo. Se valora de forma positiva porque favorece a la empresa.

9. Insistente. A lo largo de todo este tiempo, recibirás muchas negativas. Saca de ellas lo mejor y vuelve a intentarlo. Los jefes suelen tener en cuenta a las personas que no se dan por vencidos. Muéstrate ambicioso por alcanzar tus metas y hazlo visible entre tu equipo.

10. Flexibilidad. No pongas excusas para no hacer el horario establecido. Como profesional tienes que saber que las empresas buscan a un equipo de personas dedicadas al 100% a su trabajo y que sepan adaptarse a todo tipo de situaciones. Pon facilidades siempre.

La virtud no consiste en hacer grandes cosas, sino en hacer bien las pequeñas.

Michel E. De Montaigne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: